ACCIÓN INTEGRAL PARA LA INCLUSIÓN DE LA MUJER GITANA 2021

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO

Dentro de la comunidad gitana las mujeres son consideradas transmisoras de valores y protectoras de su cultura, aunque, en muchas ocasiones, viven en un entorno donde son relegadas a un segundo plano que minimiza sus derechos.

Esta es una situación que sufren dentro y fuera de la propia comunidad gitana y, que genera sentimientos y emociones negativas como víctimas de una múltiple discriminación y violencia, procedente de distintas esferas.

Se trata de dejar de lado la visión de la mujer gitana como un ser pasivo y vulnerable, víctima de discriminación, para ser considerada promotora de su propio cambio, contando con la debida orientación profesional que propicie un giro radical y culmine en un verdadero cambio.

Dicho cambio solo será posible tras un proceso de profunda introspección, percepción y reconocimiento de sí mismas, que constituye la variable fundamental e indispensable para un empoderamiento real, sin que por ello, tengan que renunciar a sus señas de identidad étnica y de respeto hacia su cultura.

El pueblo gitano en general y la mujer gitana en particular, presenta muchas limitaciones para su inclusión como consecuencia de todo un cúmulo de situaciones y carencias que requieren de una intervención muy precisa, que aborde áreas diversas donde, esas mismas limitaciones, se manifiestan de una manera más evidente. Con el transcurso de los años y de las experiencias adquiridas podemos constatar que esas carencias son:

1.     En el ámbito laboral, debido a razones muy diversas, como los prejuicios existentes, su escasa formación académica y, la falta de conocimientos informáticos que les permitan, entre otras actuaciones y beneficios, el uso de herramientas para una búsqueda de activa de empleo.

Es por ello, que las mujeres gitanas, en el mejor de casos, solo logran un acceso limitado a trabajos muy precarios. Esta situación provoca que terminen en una venta ambulante cada vez más exhausta, que requiere de un mayor esfuerzo y que reporta unos recursos económicos absolutamente insuficientes para la subsistencia y el mantenimiento familiar, generando situaciones extremas de frustración y desesperanza. Situación que se ha visto enormemente agravada por la pandemia.

Las mujeres gitanas son conscientes de la situación actual de una sociedad cambiante, es por ello que el centro de sus reivindicaciones reside en una educación de calidad que las prepare para responder a las demandas del mercado actual.

2.       En el ámbito educativo, en lo que respecta al alumnado gitano, las cifras son realmente alarmantes, ya que prácticamente el 100% abandona el sistema educativo sin haber finalizado la E.S.O. Debiéndose a varios motivos, como son la falta de motivación que presenta el alumnado, la percepción de desigualdad en el rendimiento académico y el sentimiento de

frustración que esto genera, la creencia de la inutilidad del estudio, la necesidad de ayuda a sus familias y, la falta de acciones específicas para atender a las necesidades de la comunidad gitana por parte del sistema educativo.

Hecho que se acentúa principalmente en las mujeres, presentando mayores dificultades para beneficiarse de becas o recursos, o acceder a un empleo regularizado, ya que suelen abandonar los estudios a edades muy tempranas.

La educación supone la adquisición de competencias, habilidades y destrezas para, entre otras cuestiones, desempeñar una actividad profesional en un futuro, pero también, permite formar a las personas como autónomas, criticas, con pensamiento propio y reflexivo. Es por ello, que además de propiciar mayores posibilidades de acceder a un empleo, la educación representa el mayor instrumento de inclusión y movilidad social, siendo una herramienta para superar barreras tanto sociales como económicas, por lo que se requiere de intervenciones concretas y eficaces.

3.     En el ámbito sanitario, se evidencian grandes desigualdades, ya que según demuestran todos los estudios realizados, la población gitana, ocupa la última posición en cuestiones relacionadas con la salud, arrojando el mayor índice de mortalidad por enfermedades diversas, siendo además, el grupo con el promedio de esperanza de vida más bajo.

En el caso concreto de la mujer gitana, presenta menor esperanza de vida que los hombres, debido a las altas tasas de embarazos no planificados, abortos e infecciones de transmisión sexual. Además, es habitual encontrar casos de mujeres que presentan un envejecimiento precoz como resultado de la alta fecundidad en edades prematuras, o debido al rol de cuidadora de su familia sin dedicar la necesaria atención para sí mismas, siendo factores que están directamente relacionados con el escaso acceso al sistema sanitario para realizar exámenes preventivos de salud, especialmente los de carácter ginecológico.

Otro de los aspectos que deben de tenerse en cuenta, son las barreras existentes con el personal sanitario, que alejan a la población gitana de los sistemas de salud.

Por ello, se llevarán a cabo acciones para sensibilizar, erradicar y garantizar el correcto acceso, promoviendo la prevención y control.

4.        En el ámbito personal, la ausencia de herramientas personales o habilidades sociales, provocan en la mujer gitana la limitación en varios ámbitos de su vida, tanto dentro y fuera de su comunidad. Si bien se están produciendo avances dentro de la comunidad, a través del dialogo, de la reflexión, del esfuerzo y de su creciente participación en la sociedad, aun debemos continuar trabajando para superar los grandes retos a los que se enfrenta la mujer gitana, en su camino a su inserción socio laboral, logrando superar sus inseguridades para sentirse capaz o la habilidad de gestionar su tiempo para conciliar su vida personal con la formación, todo ello, sin que signifique tener que renunciar a su identidad cultural.

Con el presente proyecto pretendemos proporcionar a las mujeres gitanas instrumentos concretos que ayuden a reforzar su autonomía en orden a su inserción formativa y laboral, mejorar los cuidados de su salud y propiciar su asociación con otras mujeres para trabajar en favor de un mismo objetivo y un entorno que beneficie a todos y todas, donde cada mujer tenga la oportunidad real de alcanzar el máximo de sus aptitudes y ejercer con plenitud sus derechos fundamentales.

 

OBJETIVOS

-   Objetivo general:

Proporcionar a las mujeres de etnia gitana, sin distinción de edad, instrumentos que les permitan reforzar su autonomía personal, su inserción formativa y laboral y, mejorar su salud y alimentación.

-   Objetivos específicos:

Dotar de un mayor auto conocimiento tanto personal como social, aumentar la autoestima y la autonomía, maximizar los recursos personales y disminuir las limitaciones de la mujer gitana.

Promover la participación activa en actividades fuera del hogar y socializar a la mujer gitana fuera de su núcleo principal.

Potenciar la conciliación de cambios sin tener que renunciar a su identidad cultural.

Acentuar el enfoque preventivo y de riesgo, propiciando hábitos de control periódico sobre los principales factores de riesgo.

Potenciar la figura de la mujer como motor del cambio en el cuidado de la alimentación y, la incorporación de la actividad física.

Crear espacios de participación donde las mujeres tengan plena libertad de expresión en el ámbito de la salud.

Sensibilizar a los profesionales de la salud sobre elementos culturales que condicionan a la mujer gitana.

Proporcionar formación básica en alfabetización, orientar y asesorar para la obtención del graduado escolar.

Dotar de capacidades, recursos y herramientas a la mujer gitana para facilitar su acceso a las nuevas tecnologías.

Utilizar las nuevas tecnologías como apoyo para promover la inclusión social y laboral de las mujeres gitanas.

Minimizar los efectos de la pandemia y revertir situaciones de frustración y baja autoestima generadas por el desempleo de larga duración.

Ofrecer herramientas eficaces para la búsqueda activa de empleo mediante el uso de las nuevas tecnologías y competencias pre-laborales básicas.

Dotar de las herramientas formativas necesarias para que las participantes sepan y puedan acceder a cualquier oferta de trabajo existente.

Orientar, capacitar y acompañar para el emprendimiento y el autoempleo en la puesta en marcha de ideas de negocio.

Eliminar de las empresas los prejuicios existentes respecto a la contratación de personas de etnia gitana.